• Los talleres forman parte de una campaña organizada por la Concejalía de Participación Ciudadana, que dirige Arturo Hernández, bajo al lema “No dejes a tu perro como un cerdo”

Cerca de 200 alumnos de 3º y 4º de Primaria de los CEIPs Cristóbal García Blairzy y Gran Tarajal participaron hoy, desde primera hora de la mañana, en un Taller de concienciación sobre la recogida de excrementos caninos, que tuvo lugar en la Avenida Paco Hierro y organiza la Concejalía de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Tuineje, que dirige Arturo Hernández.

La actividad comenzó con un cuento sobre los problemas que ocasionan los excrementos caninos, que dos payasos se encargaron de relatar. Entre humor y risas, los pequeños fueron conociendo y tomando conciencia sobre cuáles son las consecuencias de no recoger las cacas de los perros. Seguidamente, aparecieron en el lugar varios propietarios de perros con sus mascotas, que se encargaron de explicar a los niños los elementos a incluir en un equipo de recogida de heces cada vez que se saca a pasear al perro, así como la forma de recogerlas. Después de esta experiencia didáctica, los pequeños elaboraron un mural con frases sobre la importancia de no dejar excrementos animales en la vía pública, además de elaborar una escultura sobre la acera con la que, a través de la colocación de multitud de plastilina con forma de cacas, se quiso evidenciar el impacto visual y antihigiénico que ocasionan en calles, plazas y parques.

“Ha sido una experiencia muy positiva”, manifestó el Concejal de Participación Ciudadana, Arturo Hernández, “porque los niños y niñas se mostraron receptivos a los problemas que ocasionan no recoger de la vía pública los excrementos de las mascotas; se concienciaron sobre los efectos negativos como la suciedad, los malos olores o la transmisión de enfermedades, entre otras”.

Los talleres forman parte de una campaña que, bajo el lema de “No dejes a tu perro como un cerdo”, está dividida en tres fases: una primera de diagnóstico, en la que se ha inventariado las localidades y calles donde existía más presencia de heces caninas; una segunda fase de concienciación, en la que se enmarcan los talleres y que pretende remover las conciencias en conceptos como la responsabilidad que los propietarios tienen sobre sus mascotas; y una tercera fase de presión social, en la que los propios vecinos serán los protagonistas al explicar  el malestar que les produce encontrarse con excrementos caninos en la vía pública.

Estos talleres se repetirán la próxima semana con los alumnos de 3º y 4º del CEIP Tarajelejo, localidad donde también se ha detectado bastante presencia de heces caninas en las calles. Además, la Concejalía de Participación Ciudadana llevará estos talleres a otros colectivos del Municipio. “Después de esta experiencia positiva, tenemos la intención de volver a repetirla en próximas ocasiones, porque este es un trabajo cuyos resultados se ven a medio y largo plazo”, concluyó Hernández.