Gran Tarajal recuerda el esplendor de su puerto en una conferencia con motivo de los actos de su centenario

Gran Tarajal recuerda el esplendor de su puerto en una conferencia con motivo de los actos de su centenario

 

  • El Doctor en Historia Carmelo Torres repasó en su disertación titulada “Gran Tarajal: auge y ocaso de un puerto majorero (1919-2019)” la cronología del puerto desde las primeras referencias como fondeadero en el siglo XV hasta la actualidad, así como el contexto social, económico y político que lo ha envuelto

 

Con motivo de los actos de celebración del centenario de la colocación de la primera piedra del Puerto de Gran Tarajal, el Auditorio municipal de esta localidad acogió el pasado viernes, 26 de octubre, la conferencia que, bajo el título de “Gran Tarajal: auge y ocaso de un puerto majorero (1919-2019)”, ofreció el Doctor en Historia Carmelo Torres.

En su exposición, Torres no solo realizó un recorrido por la historia hasta llegar a la emblemática fecha del 16 de octubre de 1919, cuando se coloca la primera piedra del muelle, sino que dibujó el contexto anterior y posterior en el que se enmarcaba Gran Tarajal y Fuerteventura, porque, como explicó en la introducción, “hablar del puerto de Gran Tarajal, no es solo hablar de su muelle, sino que también es hablar del pueblo de Gran Tarajal; tal es la implicación del uno sobre el otro”.

 

Como fondeadero, existen referencias de Gran Tarajal que se remontan al siglo XV junto a su homólogo en Puerto de Cabras. Fueron las condiciones naturales de la bahía las que permitieron su desarrollo hasta tal punto que, entre 1688 y 1730 aparece como punto destacado de transacciones comerciales, principalmente para la carga y descarga de la mercancía, gracias a la amabilidad del refugio.

 

El 31 de diciembre de 1903, el fondeadero se declara de interés general, siendo el primero de la isla en cobrar tal importancia para el Estado, aunque su publicación oficial no se producirá hasta el 1 de enero de 1904, es decir, un día después.

 

En esta declaración tuvo que ver la intervención del vecino y político de Gran Tarajal Matías López, quien, como explicó Torres, “en 1900 lidera una comisión que nace con el fin de recaudar fondos entre todos los vecinos para construir el puerto”. Otros nombres vinculados a la construcción del puerto de Gran Tarajal fueron Juan Peñate y Manuel Velázquez Cabrera.

 

La conferencia de Carmelo Torres concluyó con una semblanza del ocaso del puerto hacia la década de los 70 del siglo pasado, a pesar de haber sido el principal puerto exportador de Fuerteventura durante varias décadas. La falta de inversión en el puerto de Gran Tarajal en favor del de Puerto del Rosario, acompañada de decisiones políticas como la de incentivar que algunas compañías no atracasen en el dique para complicar el embarco y desembarco del pasaje, que se tenía que hacer mediante falúas, o la construcción de un nuevo puerto, en este caso en Morro Jable, fueron algunos de los detonantes de su caída.

 

A pesar de las obras de ampliación iniciadas en los años 80 del siglo pasado, el puerto de Gran Tarajal no volvió a recuperar el esplendor de décadas atrás, siendo la última gran imagen la del desastre ambiental que tuvo lugar el 28 de febrero, tras el paso de la tormenta Emma, en la que varias gabarras y remolcadores se hundían hasta tocar el fondo de las aguas portuarias. “No se ha vuelto a producir la llegada de grandes barcos, salvo de manera anecdótica y puntual”, señaló Carmelo Torres.

 

Tras la disertación de Torres, se procedió a la proyección de un vídeo en el que varios vecinos y vecinas del municipio aportaban sus testimonios sobre la última etapa del puerto. Seguidamente, se dio paso a los tres invitados -José Lavandera López, Manuel Hernández Hierro y Felipe Bermúdez Suárez- quienes ofrecieron nuevos puntos de vista sobre el puerto de Gran Tarajal.

 

En tal sentido, José Lavandera López realizó una reseña de lo publicado en la prensa de principios del siglo XX, destacando un artículo del periodista y político Luis Morote. Lavandera aseguró que, “para Luis Morote, el puerto de Gran Tarajal era el más importante de Canarias por ser el punto más cercano con África y con el banco pesquero”.

 

Por su parte, Manuel Hernández Hierro destacó cómo el puerto transformó el entorno urbano de Gran Tarajal. “No había avenida y la marea llegaba a las mismas casas. Sin embargo, todo eso cambió: el pueblo fue cambiando para bien gracias al puerto y gracias al elemento humano, ya que la gente vivió y luchó por su puerto”.

 

Felipe Bermúdez Suárez destacó el papel que jugó Manuel Velázquez Cabrera para que el puerto de Gran Tarajal fuera una realidad. “No solo luchó por el puerto, sino que lo puso en proyecto programático, pero siempre perdía las elecciones en el norte de la isla”. Bermúdez aprovechó la ocasión para lanzar un reto: “que el discurso final no se quede en desilusión y pesimismo, sino que este centenario nos sirva para descubrir la gran oportunidad que sigue estando presente en el puerto de Gran Tarajal, si sabemos movernos y aprovecharla”.

 

En la misma línea se mostró el Alcalde de Tuineje, Sergio Lloret, quien expresó su voluntad de que “el puerto de Gran Tarajal vuelva a ser el motor del municipio, como siempre lo fue”. Lloret destacó que “actos como este realzan la historia de nuestro puerto, una historia que habla del esplendor de nuestro municipio. Por eso, nuestro objetivo es que en octubre de 2019 el muelle vuelva a estar relanzado”.

 

 

En Tuineje, a 29 de octubre de 2018.

Buena acogida del ‘Club de la lectura’ con motivo del Día Internacional del Libro

 

  • El escritor Domingo Fuentes, autor de ‘El náufrago en su laberinto’, comentó con los participantes en esta actividad algunas de las inquietudes que generó la lectura de su obra más reciente

Las actividades organizadas por la Concejalía de Cultura, que dirige Lolina Negrín, con motivo de la conmemoración del Día Internacional del Día han tenido muy buena acogida entre los vecinos del Municipio. En especial, el ‘Club de la lectura’ organizado en la Biblioteca Pública de Gran Tarajal, con la presencia del escritor majorero Domingo Fuentes Curbelo como invitado especial.

El autor de ‘El náufrago en su laberinto’ se mostró muy satisfecho por una experiencia que le permitió comentar con los lectores de su libro aquellos aspectos que habían generado más dudas. “Ellos son los verdaderos protagonistas de esta actividad, porque se han leído la novela, aprovechan para darme su opinión y entrar más en profundidad en diferentes aspectos de la obra”. De este encuentro con ellos, Fuentes destaca que “en líneas generales se mostraron muy sorprendidos con el desenlace e incluso me hicieron sugerencias para una segunda entrega, basada en uno de los dos finales planteados en la obra”.

Unas 15 personas asistieron a esta actividad que tuvo que ampliar su duración, ante el interés que despertó entre los lectores la presencia de Fuentes Curbelo.

La coordinadora del Club de la Lectura, Inma Pérez, explicó que para los lectores “tener al autor hace que compartas la obra de otra manera, él nos cuenta por qué escribió la historia de determinada manera, de dónde partió y nos da otra visión más amplia de la lectura”.

“Este formato es mucho más interesante, porque no solo hablamos del libro sino de otros temas relacionados con el contenido del mismo”, añadió Pérez.

El Club de Lectura cumple su primer aniversario esta misma semana. La concejala de Cultura, Lolina Negrín, recordó que “este club sigue en activo, animamos a todas aquellas personas que lo deseen a participar. Todo en aras del fomento de la lectura y participación de los ciudadanos en la vida bibliotecaria”.

Negrín, agradeció a Domingo Fuentes y a todos los asistentes su participación en este club de Lectura que se celebra en el marco de las actividades programadas con motivo del Día Internacional del Libro, que se conmemora hoy lunes, 23 de abril.

En Tuineje, a 23 de abril de 2018