Ermita de San Marcos

Ermita de San Marcos

La ermita de San Marcos en Tiscamanita, declarada Bien de Interés Cultural, es de finales del Siglo XVII y tiene un marcado carácter popular en su construcción, alimentada por la sobriedad franciscana.
Destaca por sus dos retablos y por el conjunto de sus esculturas, como la talla de la Virgen de la Inmaculada, la del Carmen, la de Santo Domingo, San Juan Bautista, San Roque, el niño Jesús y la escultura de San Marcos, su Patrón.

Tiene dos puertas, una en la fachada principal y otra en el lado sur, rematadas ambas en arcos de medio punto. Posee dos espadañas, realizadas en cantería clara. La más grande está situada en el lado del Evangelio y tiene forma rectangular, la más pequeña, situada en el lado de la Epístola, es de arco de medio punto.

Imágenes

Mapa

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.