Tarajalejo

Tarajalejo

¡Bienvenidos a Tarajalejo!

Tarajalejo se constituye como un ancho valle cubierto de palmeras y una extensa playa de fina arena negra resguardada del viento. Se trata de un pueblo de tradiciones marineras, que permaneció en lo desconocido hasta que su hermosa playa fue descubierta a finales de los años 60 por los amantes de la tranquilidad, el sol y sus remansas aguas cristalinas, junto a las cuales se han construido cómodas instalaciones turísticas.

Su playa, de fina arena negra, amplia, poco masificada,  con algo más de un kilómetro de extensión es atractiva para la práctica de deportes náuticos. La rodea un hermoso paseo marítimo que la separa de los complejos turísticos, y tiene un pequeño muelle pesquero. Su gran seguridad la hace especialmente atractiva para la práctica de deportes náuticos. El Valle de Tarajalejo está constituido por elevaciones paralelas entre sí y perpendiculares a la costa que dan lugar a sendos valles, bellos parajes donde practicar senderismo como complemento a la playa. Desembocan en el litoral formando dos de las playas más importantes del municipio, la playa de Tarajalejo y la playa de Giniginamar. Posee gran interés biológico y ornitológico debido a la notable riqueza biológica que presenta su franja litoral.

Tarajalejo cuenta con una amplia oferta de ocio, excursiones (a pie, bici, motos, barco), acuario, karting, exposiciones de arte, buceo, pesca de recreo, etc.

Imagenes

Mapa

Lo que hay en Tarajalejo: